Lavabos blandos de poliuretano flexible 

Hay 4 productos.

Lavabos blandos

Los lavabos blandos de la marca Boing representan una de las mayores innovaciones en materia de aseo personal de las últimas décadas. Con materiales modernos, poco convencionales, pero muy prácticos, han llegado para revolucionar la industria de los sanitarios. A diferencia de los lavamanos tradicionales, hechos en cerá...

Lavabos blandos

Los lavabos blandos de la marca Boing representan una de las mayores innovaciones en materia de aseo personal de las últimas décadas. Con materiales modernos, poco convencionales, pero muy prácticos, han llegado para revolucionar la industria de los sanitarios. A diferencia de los lavamanos tradicionales, hechos en cerámica, porcelana, mármol, terrazo, cristal, metal o piedra, los lavabos blandos están fabricados con poliuretano (PU), un material flexible y muy suave que le confiere, a esta pieza de mobiliario de baño tan importante en nuestras vidas, unas características de lo más asombrosas. El poliuretano es un material muy versátil, que permite fabricar lavabos de las más variadas formas.

Los lavabos blandos y sus ventajas

Los lavabos duros o rígidos tienen algunos inconvenientes, aunque sus propiedades varían dependiendo del material con el que estén elaborados, y de otros factores como el fabricante, el diseño, la gama, etc. Adquirir un lavabo blando Boing tiene ventajas muy interesantes.

  • Es higiénico: su diseño es liso y evita los rincones en los que se puede acumular suciedad y bacterias. Además, el poliuretano es un material con una permeabilidad baja (de aproximadamente el 2 %), que impide la aparición de moho, manchas de humedad, etc.
  • Es cálido: a diferencia de los lavabos de materiales como la piedra o el mármol, el poliuretano es menos frío y, por tanto, más agradable. Especialmente durante los meses de frío.
  • Es resistente: al estar fabricado a partir de un material blando resiste mejor los golpes. Aguanta hasta los 70 ºC de temperatura y soporta productos químicos de limpieza del hogar, tales como detergente, agua oxigenada, amoniaco, lejía o incluso sosa cáustica. Se trata de un material inerte resistente a la corrosión y que perdura en el tiempo.
  • Es seguro: al tratarse de un material flexible, ante un golpe fortuito reduce al mínimo el riesgo de lesión, lo que lo convierte en un producto ideal para niños, ancianos y personas con algún tipo de discapacidad física. Muy recomendable para residencias de ancianos u hogares con personas dependientes.
  • Es personalizable: está disponible en gran variedad de colores y formas. Ideal para combinar con todo tipo de mobiliario de baño. Muy atractivo para colegios y escuelas infantiles, aunque también para bares y restaurantes, locales, centros comerciales, ¡y para tu hogar! Además, se puede solicitar en un color especial bajo pedido.

Sus prestaciones convierten a los lavabos blandos en un producto práctico y a la vez atractivo. Un producto sin igual en el mercado de los sanitarios.

Menos
Más
Mostrando artículos 1 - 4 of 4