Grifos de cocina 

Grifos de cocina

Si hay un tipo de grifería para tu hogar en el que puedes elegir entre miles de opciones, está claro que se trata de los grifos de cocina. La variedad de sistemas es enorme y la de modelos, casi ilimitada. ¡Hay tantos, que elegir el más adecuado puede ser toda una odisea! Así que vamos a hacer un breve repaso sobre los...

Grifos de cocina

Si hay un tipo de grifería para tu hogar en el que puedes elegir entre miles de opciones, está claro que se trata de los grifos de cocina. La variedad de sistemas es enorme y la de modelos, casi ilimitada. ¡Hay tantos, que elegir el más adecuado puede ser toda una odisea! Así que vamos a hacer un breve repaso sobre los tipos de grifos de cocina que hay y cómo puedes escoger el que mejor encaje con tus necesidades.

Grifos de cocina, un universo de posibilidades

Cuando hablamos de grifos, ya sean de cocina o de cualquier otro tipo, las dos primeras imágenes que se nos vienen a la mente son los monomando y bimando (los que tienen un mando para el agua fría y otro para el agua caliente), ¿verdad? Pues además de estas dos opciones, hay un sinfín de variedades más, independientemente de que sean o no monomandos:

  • Grifos extraíbles: Son aquellos que tienen el caño unido a una manguera retráctil, similar al teléfono de ducha, que te permite moverlo hasta cierta distancia de la cocina. Son muy útiles cuando tenemos que llenar recipientes de agua fuera del fregadero de la cocina, el cubo de la fregona, el depósito de la cafetera o cualquier otro objeto alejado del fregadero.
  • Grifos de cocina abatibles o salvaventanas: Se trata de grifos cuyo caño puede tumbarse; es la mejor opción si tienes una ventana justo encima del fregadero y el grifo te impide poder abrirla con normalidad. Con un simple movimiento del caño, podrás abatirlo para que no estorbe a la ventana en el momento de abrirla o cerrarla.
  • Grifos electrónicos: Son grifos que se activan con un sensor de proximidad como el Flat de GRB o con un simple toque como el Touch de Tres. Un movimiento sencillo y lo tendrás funcionando.
  • Grifos escamoteables: Al igual que los grifos de cocina abatibles, este tipo de grifo es perfecto si tienes una ventana frente al fregadero porque puedes bajarlos fácilmente cuando necesites abrirla.
  • Grifos de agua filtrada u ósmosis. Estos grifos, como el Kasvi de GRB, tienen un sistema de osmosis que trata el agua, mediante un filtro que se suele instalar debajo del fregadero de cocina, con las consiguientes ventajas para la salud. Suelen tener dos conductos independientes para que el agua de la red no se mezcle con el agua filtrada. ¡Olvídate de seguir comprando agua mineral!
  • Grifos con caño muelle o caño industrial: Son grifos que tienen la parte superior del caño flexible para poder orientarlos manualmente hacia la zona deseada del fregadero y lavar los utensilios de la cocina con mayor comodidad. Por lo general son más altos, por lo que no sirven para cualquier cocina. Por esta razón, es importante medir bien antes la cocina para asegurarnos de que cabrá.
  • Grifos de pared: Son los de toda la vida, los que van colocados en la pared con unas excéntricas. Ya sean los clásicos bimandos o los actuales monomandos, son la mejor opción si piensas cambiar el grifo de la cocina sin hacer obra. La instalación es tan sencilla como desenroscar y enroscar para quitar uno y poner otro. Solo necesitarás una llave inglesa para hacer el cambio.

¿Cómo elijo el grifo que vaya mejor con mi cocina?

A la hora de elegir entre los cientos de modelos de grifos de cocina, necesitas valorar primero qué tipo de uso vas a darle. Está claro que si tienes una ventana cerca y no piensas hacer obra, lo mejor es decantarte por un escamoteable o un abatible. Pero si no es el caso, tienes muchas otras opciones.

Más que centrarte en la parte estética, piensa si te será práctico tener un grifo electrónico (una opción muy interesante si hay niños en casa que puedan dejarse el grifo abierto) o si tener un grifo extraíble te ayudará a tenerlo todo más cerca. Una vez hayas pensado en estos aspectos, ¡ya tendrás tiempo para elegir el modelo! De diseño, de estilo rústico, redondeado, lineal… ¡Hay opciones para todos los gustos, y en H2Olimpo las tenemos todas!

Menos
Más